Home » Legal » Restos tecnológicos y de protección de datos 2018 Exigencias legales para el nuevo año.

Restos tecnológicos y de protección de datos 2018 Exigencias legales para el nuevo año.

2018 apunta a ser el año más importante de la última década en cuanto a ley y tecnología se refiere.  Los cambios van a ser enormes, comenzando por la aplicación de las obligaciones en mayo del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que armonizará la regulación en los Estados miembros y que además pretende extender su influencia en terceros países. No hay duda de que la normativa que teníamos hasta ahora tenía unos principios intachables, principios que continúan en el RGPD, pero hasta ahora era una normativa demasiado burocrática: Inscripción de ficheros, medidas de seguridad tasadas exactamente iguales para todos según el tipo de datos, etc. Una normativa que nos llevaba de la mano, sin margen de maniobra.

La privacidad en un mundo globalizado e interconectado.

Europa se ha dado cuenta de que es el momento de dar un paso más, que tanto empresas como personas sean conscientes de la importancia que la privacidad tiene en un mundo globalizado e interconectado donde lo aparentemente gratis nunca lo es. El RGPD no es una regulación más, es un cambio de perspectiva que obliga a las empresas a saber qué están haciendo y cómo lo están haciendo, y si lo que hacen, cuenta con suficientes garantías en materia de privacidad. Nos obligará a realizar análisis de riesgos, lo que significa pararse, razonar, decidir y actuar, no en base al negocio, sino lo que el negocio supone para la privacidad de terceros.

La privacidad pasará de ser algo molesto, a un mal necesario.

Si bien durante 2017 grandes empresas han comenzado la adaptación a esta nueva normativa, probablemente sea 2018 cuando esta adaptación descienda a las empresas pequeñas  y medianas, siempre más reacias a los cambios y a la adopción de normativas que no siempre se ven con buenos ojos. No obstante, poco a poco la privacidad pasará de ser algo molesto para las empresas, a ser un mal necesario, para en unos años convertirse en una ventaja competitiva que el consumidor final sabrá apreciar y las empresas deberán aprovechar.

¿Cómo el consumidor no va a apreciar si una empresa trata sus datos de carácter personal de una forma leal y transparente? Esta ventaja competitiva se plasmará en los sellos, certificaciones de productos y servicios en materia de privacidad cuyo comienzo veremos este 2018. Además, de forma simultánea, en mayo será de aplicación el Reglamento E-Privacy, que regulará el futuro de las comunicaciones comerciales, el complemento perfecto al Reglamento General de Protección de Datos, y que aterrizará sus mismos principios al mundo del marketing digital. Pero hay más, 2018 probablemente sea el año de la ciberseguridad a nivel europeo.

La seguridad de la información aún se considera un elemento de ciencia ficción.

En materia de seguridad de la información el descodesconocimiento es generalizado, excepto en el caso de grandes empresas quizá por ser potencialmente más susceptibles de ser objeto de ataques informáticos o bien multinacionales que han de cumplir con normativas adicionales como SOX. La seguridad de la información aún hoy se concibe como un elemento de ciencia ficción en el que el gasto es innecesario y difícilmente justificable, pero innecesario por desconocimiento. 

La ciberseguridad actualmente se encuentra regulada para las administración pública, infraestructuras críticas y empresas del sector de las telecomunicaciones y la información, pero en 2018 afectará a varios sectores y uno en particular: el comercio electrónico.

La inacción de hoy traerá la inseguridad del mañana

La filosofía de la Directiva NIS supone ser conscientes del mundo en el que vivimos, un mundo digital en constante cambio en el que la inacción de hoy traerá la inseguridad del mañana. No cabe duda que al igual que evoluciona la tecnología, evoluciona la forma de utilizar esta con unos fines dudosos, por lo que esta nueva regulación fuerza a la implementación de medidas de seguridad, a la comunicación de brechas de seguridad y regula la cooperación entre los distintos países europeos en materia de seguridad digital para poder detectar, analizar y responder ante los distintos incidentes que puedan acontecer en el futuro.

Hay que concienciar al ciudadano del uso responsable de las tecnologías de la información. 

La seguridad de los sistemas deja de ser un objetivo particular, para pasar a ser un objetivo y una necesidad de todos. Pasamos de normas rígidas con obligaciones tasadas y cumplimiento reactivo, a normas que nos obligan a la gestión proactiva y eficiente en materia de privacidad y seguridad de la información. En definitiva es un año de grandes cambios, grandes desafíos en cuanto a su implementación se refiere, pero con un objetivo común, asegurar los derechos de los ciudadanos en un mundo digital lleno de oportunidades, pero también de incertidumbres, ese es quizás, el mayor desafío en estos momentos: concienciar a sus ciudadanos sobre un uso responsable de las tecnologías de la información. 

Booking.com

Joaquín Aguilar.

Calendario de pubicaciones.

abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Aquí También

EMAIL
Facebook51k
Facebook
Google+7k
Google+
https://www.tomatrending.com/blog/restos-tecnologicos-proteccion-datos-2018">
Pinterest18k
Instagram27k
Translate »
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Enjoy this blog? Please spread the word :)

  • EMAIL
  • Facebook51k
    Facebook
  • Google+7k
    Google+
    https://www.tomatrending.com/blog/restos-tecnologicos-proteccion-datos-2018">
  • Pinterest18k
  • Instagram27k